Sin categoría

Encontraron casi abandonado al hospital de Villa Mercedes 

La gestión anterior entregó el policlínico ‘Juan Domingo Perón’ con techos rotos, humedad en varios sectores y con la terapia intensiva y los quirófanos inutilizados por falta de mantenimiento y una desidia sin límites. Según Berta Arenas, la nueva directora, “funciona apenas el 40% de las instalaciones”. Tuvieron que improvisar la terapia intensiva en la guardia.

Compartir

El hospital ‘Juan Domingo Perón’ de Villa Mercedes fue hallado por sus nuevas autoridades en un estado de total abandono. Humedad, cielorrasos rotos y paredes desnudas, que alguna vez tuvieron cerámicos y hoy sólo agujeros.

“Por lo que pudimos relevar, la capacidad operativa actual está en un 40%, el resto hay que repararlo íntegro, tenemos salas enteras inutilizadas”, contó Berta Arenas, la directora del centro de salud que alguna vez fue modelo. La desidia del gobierno que dejó el poder el 9 de diciembre provocó que actualmente no haya ninguna modalidad de internación en el policlínico, “ya que no están dadas las condiciones edilicias y faltan elementos de todo tipo”.

“Había un enorme riesgo de derrumbe, lo que obligó a la evacuación de la totalidad de la planta alta, donde funcionaba el servicio de terapia intensiva, había siete quirófanos, estaba el servicio de cirugía general con su sector de internación, también la clínica médica y su internación, ambos con 40 camas aproximadamente cada uno. En esa planta estaban las especialidades quirúrgicas: traumatología, neurocirugía, oftalmología, otorrino y alguna otra especialidad de alta complejidad que contaba con otras 40 camas. Algunos consultorios externos también tuvimos que cerrarlos y el servicio de esterilización, que también vio afectados sus techos”, enumeró la directora.

“La última caída de granizo grande, la de enero, rompió el techo, jamás lo arreglaron, entonces entró agua durante todo el año y tuvimos que evacuar varios sectores”, agregó Arenas, quien cree que “el ministerio de Obras Públicas de la gestión anterior mostró una indiferencia total. Viendo que realmente el hospital no se podía habitar y disminuía su capacidad de prestación de servicios, no se trató como una emergencia, entiendo que en un año se podía haber resuelto todo”.

Ante la gravedad del cuadro, tuvieron que instalar camas de terapia intensiva en la guardia. “Unos 40 pacientes fueron evacuados a otro centro de salud, el Bailone. Pero tiene limitaciones, hay dos quirófanos, de los cuales no se dispone en forma diaria porque hay días que los ocupa la obra social de DOSEP. En Urgencias solamente se hacen cirugías impostergables y cuenta en el servicio de Guardia con cuatro camas de terapia intensiva, por supuesto con una conexión eléctrica totalmente vulnerable”.

Arenas, una profesional con muchos años de experiencia, lamenta haber llegado a una situación tan crítica. “Este es un policlínico no solo emblemático por la historia y lo que representa para Villa Mercedes, sino porque es un hospital de referencia y cabecera de lo que se ha llamado Zona Sanitaria 2, que abarca la atención de todo el departamento Pedernera, más Dupuy y gran parte de Chacabuco y Pringles. De localidades como La Toma o Fraga derivan pacientes a este hospital”, contó, para terminar con más acciones que se emparentan con la corrupción: “Es increíble, las camas están tapadas de tierra, hay maquinaria distribuida por cualquier lado y pedazos de techo en el piso”.

FUENTE: ANSL

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.